Instrumentación para la industria del aluminio

Ventas

WIKA Argentina S.A.

Tel.:
+54 11 4730 18 00
Fax:
+54 11 4761 00 50
ventas@wika.com.ar

La industria del aluminio

El aluminio es un material de futuro y actualmente es el segundo metal más utilizado en el mundo debido a sus excelentes propiedades como peso ligero, facilidad de moldear y su excelente resistencia a la corrosión.  A largo plazo, la tendencia mundial del aluminio primario apunta al alza. Según las previsiones, la demanda aumentará en un 50 por ciento hasta 2050 y alcanzará un consumo de más de 100 millones de toneladas.

Además destaca por su fácil reciclaje. El consumo de energía para la fundición de aluminio sólo representa entre el 5 y el 10 por ciento del consumo de energía necesaria para su producción inicial.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Refinería de alúmina

Para máximas exigencias
El proceso Bayer es el principal método para refinar el óxido de aluminio a partir del mineral de bauxita. La extracción del aluminio del mineral y su posterior transformación en productos acabados se realiza mediante una serie de procesos sucesivos que son en gran medida independientes entre sí. Las condiciones del proceso dentro de la refinería de alúmina (concentración de sosa cáustica, temperatura, presión, flujo y nivel) se ajustan de acuerdo con las propiedades del mineral de bauxita.

El riesgo más significativo consiste en la sobrepresión de un digestor donde el mineral de bauxita reacciona con la sosa cáustica bajo alta presión y alta temperatura. En algunas ocasiones han sucedido explosiones debido a averías en los equipos de instrumentación de proceso y en los sistemas de alivio de presión con la consecuencia de enormes daños a los depósitos e instalaciones.

Un control rigoroso de los procesos mediante la aplicación de la instrumentación de caudal, presión nivel y temperatura de WIKA garantiza el uso optimizado de materias primas, energía y vapor de proceso.

Planta de ánodos de carbono

Control de calidad del ánodo
Después de mezclar coque de petróleo, resina, agregados y ánodos reciclados, se da forma a la masa ("ánodos verdes"). Estos  ánodos verdes se calientan gradualmente a una temperatura entre  1.100 y 1.120°C  en hornos especiales y luego se vuelven a enfriar lentamente.  El ciclo completo de calentamiento puede durar de 16 a 28 días. Con la combustión de los ánodos se mejora la resistencia mecánica y se genera una elevada conductividad eléctrica y una baja reactividad química.

Uno de los principales requisitos de calidad de la cocción de ánodos es la exposición igual de todos los ánodos a las mismas temperaturas independientemente de su ubicación. Para los hornos de ánodos, WIKA ofrece una amplia gama de instrumentos precisos, fiables y robustos, diseñados para controlar elevadas temperaturas o presiones muy bajas, de acuerdo con las normas de seguridad industrial. La selección de la instrumentación de procesos fiable y muy precisa reduce significativamente el riesgo de producir ánodos de baja calidad.

Fundición de aluminio primario

Productividad y eficiencia de las celdas reductoras
La temperatura del baño es uno de los parámetros más importantes para conseguir un funcionamiento óptimo de la celda. Es necesario medir la temperatura del baño con la máxima frecuencia y exactitud.

De esta manera, se detectan anomalías para tomar medidas a tiempo que garanticen un funcionamiento estable de la celda (por ejemplo añadir aditivos de baño). WIKA ofrece una amplia gama de soluciones para la medición fiable de la temperatura en celdas reductoras de aluminio.

El control preciso de la temperatura es decisivo para la eficiencia de los sistemas de aluminio. Nuestra experiencia en la fabricación de instrumentos de medición de temperatura le  permite cumplir con sus requisitos y estándares.

Fundición

Fiabilidad para asegurar una elevada disponibilidad
Poco peso, elevada resistencia y  gran flexibilidad son las propiedades de las modernas y sofisticadas aleaciones de aluminio. La aplicación de aluminio en los modernos medios de transporte ahorra hasta un tercio del peso y reduce considerablemente el consumo de  combustible.

En la era de la movilidad, el aluminio es, por tanto, el material preferido. Para mejorar la productividad, (costes / tonelada producida) hay que monitorizar rigurosamente la temperatura del aluminio líquido. La medición de la temperatura de caudal del metal caliente se realiza durante su flujo por los conductos.

Los termopares de inmersión WIKA ofrecen una larga vida útil y son óptimos para la medida exacta de la temperatura del aluminio fundido.

Centro de calibración y servicio

Asesoramiento y concepción -  todo de una fuente
Los instrumentos de calibración exactos constituyen el punto de partida para realizar cualquier prueba de la instrumentación. Sin embargo, los instrumentos constituyen sólo uno de numerosos elementos de un sistema de calibración. Nuestra amplia gama ofrece la selección de una solución completa y personalizada que incluye todos los componentes relevantes. Esto incluye la facilidad de adaptar las muestras de ensayo, el suministro de presión y vacío, los componentes para el control de la presión y la dosificación fina, la alimentación de tensión y los multímetros para la calibración de las variables eléctricas.

Nuestro punto fuerte es la planificación, el desarrollo y la construcción de sistemas completos y adaptados a las aplicaciones del usuario, desde simples puestos de trabajo manuales hasta sistemas de ensayo totalmente automáticos para la producción en serie.

de